5/10/10

EL AIRE EN LLAMAS


 Argamasa de sudor y cuero.

 Asfalto asfixiado en brasas.

El calor, pilota el viento.

El campo agoniza en llamas.



Los ojos dureza de cuarzo

inyectan reflejos de plata,

Gritos, sirenas, lamentos.

Puños reclaman  venganza.



 Testigo mudo  el cielo,

 ciego que no ve nada.

Como notario el aire,

 que lo sabe y se lo calla.




Olvido